La tapicería de Aubusson
Seis siglos de lujo y creación.

Mil flores, siglo XV, Cité de la tapisserie, Aubusson
Mil flores, siglo XV, Cité de la tapisserie, Aubusson

Desde hace seis siglos, el arte del tapiz de Aubusson es sinónimo de lujo y excelencia técnica. 

En noviembre 2009 obtuvo la calificación prestigiosa de "Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad de la UNESCO" pero ya gozaba de mucha fama nacional e internacional. Contando con el apoyo y la protección de los Talleres franceses bajo el reinado de Francisco 1ro, se le otorga el título de Manufactura real en el siglo 17 con Colbert, al mismo tiempo que la Manufactura de los Gobelinos. Independientes después de la Revolución francesa, los talleres de Aubusson y Felletin han sabido conservar el alto grado de su creación. 

Pero, escaseando el encargo por parte del Estado, la producción se orienta hacia la tapicería mobiliaria, hasta el siglo 20 cuando vuelve a nacer y desarrollarse la fuerza creadora de este arte ancestral.

"Verdure", 1600,  Museo de Hospicios Civiles de Lyon
"Verdure", 1600, Museo de Hospicios Civiles de Lyon
 Juegos infantiles: danza, taller de Maingonnat, 1720, Petit Palais, París
Juegos infantiles: danza, taller de Maingonnat, 1720, Petit Palais, París

Desde las escenas mitológicas hasta los paisajes con abundante vegetación llamados « verdures » en francés, los cartonistas y tejedores de Aubusson siempre han encontrado fuentes de inspiración en el talento de los artistas de su época: Jean-Baptiste Ourdy, François Boucher, Watteau, Charles Le Brun, etc. Por este motivo se instaló en Aubusson Marcel Gromaire, durante la segunda guerra mundial. Después, Jean Lurçat, quien ha sabido proporcionar a los artistas del tapiz una libertad creativa en sus temas y modelos originales, en estrecha colaboración con los tejedores. Las obras se exponen fuera, Aubusson sale de su tradición de productora de encargo, difiriendo en ese aspecto de los Gobelinos.

En el siglo 20, el tejido de Aubusson vuelve a encontrar sus fuentes de inspiración en las obras de los grandes artistas de la época: Braque, Calder, Cocteau, Picasso, Rouault, Le Corbusier, Léger, Prassinos, Soulages, más cerca Garouste, Man Ray, o Tolkien, etc.

Tapiz circa 1786 cartón de J.-B. Huet, Museo Grobet-Labadié, Marsella
Tapiz circa 1786 cartón de J.-B. Huet, Museo Grobet-Labadié, Marsella
"Verdure" con las armas del Conde Brühl, decimoctavo, Cité internationale de la tapisserie Aubusson
"Verdure" con las armas del Conde Brühl, decimoctavo, Cité internationale de la tapisserie Aubusson

Después de la segunda guerra mundial, poniendo de realce el arte del cartón, Jacques Lagrange y Wogensky crean « la Asociación de pintores cartonistas », entre los cuales figuran famosos artistas completos: Dom Robert, Jacques Fadat, Daniel Riberzati, Michel Tourlière, Jean-René Sautour-Gaillard, etc

Entre patrimonio ancestral y creación contemporánea, los artistas de Aubusson obran hoy en día en una docena de talleres en los que varias decenas de tejedores, cartonistas, tintoreros ejecutan encargos del estado, creaciones y restauraciones ( obras del Gran Trianón de María Antonieta). En el ámbito internacional, programas de creación o adquisición por parte de organizaciones prestigiosas siguen produciéndose, como la compra de gigantescos tapices según Le Corbusier.

Miles Davis, Bernard Rancillac, taller de R. Picaud
Miles Davis, Bernard Rancillac, taller de R. Picaud

La tapicería de Aubusson, una de las más antiguas entre las artes decorativas, no deja de renovarse por la busca de nuevos talentos contemporáneos y por las preguntas que se plantea sobre nuevas expresiones del arte del tejido.  

Shadows, Man Ray (detalle)
Shadows, Man Ray (detalle)